martes, 3 de abril de 2012

Semana Santa 2012: Lunes Santo

Del mismo a los mismos.

La mañana comienza temprano, con el recuerdo de clarines y trompetas todavía en la cabeza que te acercan silbadas hasta San Cayetano. Es de esas mañanas "atrapadas en el tiempo" que has vivido una y otra vez.
Pero como te gustan. Dar forma a una procesión no es mejor que la procesión, pero si de los mejores medios para formar y sentirte  cofradía. Es como los ensayos de tambores pero abiertos a la participación de quien quiera. Hay sitio para todos, para el chispas, el limpia, el cables, el tuercas, el bombillas.... y para el "así me gusta veros chavales, lo estais dejando muy bien". Más tarde llegan los sastres y los joyeros, las modistas y las asesoras de imagen. La procesión va tomando forma en San Cayetano, pero sobre todo en San Miguel, en Santa Gema, en Santa Engracia y en San Gil.

A primera hora de la tarde Ana Casas nos recordaba en Facebook que hoy las calles se vestían de verde y blanco. Pero también de granate, morado y negro. Y por obra y gracia de las obras del tranvía hemos vivido unos recorridos nuevos y mágicos (le puedes quitar la tilde a la "a" y el calificativo sirve igual). Las Siete Palabras y los Nazarenos nos acercan casi de la mano al barrio de la Seo, convirtiendo a la calle Dormer en carrera oficial en competencia con Manifestación. Que levante la mano la cofradía que aún no ha pasado por Dormer. Aunque la competencia de la noche ha sido cuestión de arcos (los dos únicos que conserva la ciudad de los muchos que en tiempos tenía). Pobres fotógrafos ¿por cual habrán decidido? ¿Por el del Deán que acoge a las Siete Palabras? ¿Por el de San Ildefonso bajo el que pasará Jesús con la Cruz a cuestas?. La novedad ha pintado verde, creo.

Cofradías de anivesarios. El arco de San Ildefonso acoge los 75 bien llevados de Jesús Camino del Calvario que tiene una "aventurilla"con la Columna antes de ir a celebrarlos con la Dolorosa. Y los 25 que suenan a juventud recien salida de la adolescencia de la Exaltación, como la de aquellos que se acercaron hasta Casablanca desde el ensayo de la Granja hace 25 años (perdón, 24) en un Simca 1000 con exceso de pasajeros y un bombo sobre el techo sujetado por tres manos que salían de las ventanillas (el conductor era preferible que mantuviera las manos al volante y la anecdota del bombo rodando por la calzada es de otro día y tiene protagonistas con más gracia que yo al contarlo).

Se agradecen las novedades, como la presencia de la Virgen en el Mayor Dolor y escuchar "la Estrella " de la Columna un Lunes Santo despidiendo al Calvario tras su paso por Santiago.  Y los cambios de recorridos que han posibilitado ver al Nazareno pasando por el Pilar tras el rezo de una estación por el Sr. Arzobispo desde el balcón episcopal.

Y pasada la primera hora de un nuevo dia,  Nazareno y Siete Palabras (tras más de cuatro horas de viacrucis) se recogen en San Cayetano bajo las primeras gotas que chispean y no anuncian buenos augurios para el Martes Santo.

Por Jorge Gracía Pastor