lunes, 31 de diciembre de 2012

Las imágenes del año que hoy termina

El Cristo de las Siete Palabras atravesando el Arco del Dean. Foto: Asier Alcorta
Muchas son las imágenes que se quedarán grabadas en nuestra retina de este año 2012 que pronto va a terminar entre las que sin duda se encontrarán al menos estas tres.

Si hace tres años la Cofradía del Descendimiento tuvo que modificar su recorrido procesional por las obras de la primera fase del tranvía y esta pasada semana santa fueron las obras de la segunda fase del tranvía las que obligaron a las Cofradías modificar más de 25 recorridos procesionales, entre ellas la popular procesión del Santo Entierro. Las obras generaron muchas incertidumbres hasta el punto en que algunas de ellas se modificaron en varias ocasiones, modificaciones de la que no se salvo tan siquiera la procesión del Santo Entierro. Por suerte, estas modificaciones en los nuevos recorridos nos regalaron estampas inéditas como el paso de la peana del Cristo de las Siete Palabras por debajo del Arco del Deán. Esta imagen es una de las muchas que se dieron a lo largo de la pasada Semana Santa y que algunas de ellas podrían repetirse si se cumplen los pronósticos de nuestros lectores de que el tranvía únicamente interrumpa su servicio en las tardes del Jueves y Viernes Santo.

La Santa Cena portada con costaleros.
Foto: Jorge Sesé
Además, el pasado Viernes Santo en la procesión del Santo Entierro se vivió, sin duda, uno de los momentos de este año. En principio, el estreno del reformado paso de la Santa Cena para ser portado con costaleros estaba previsto para la noche del Jueves Santo pero la lluvia impidió que la Cofradía saliese a la calle. De esta forma fue en el Santo Entierro cuando este paso anduvo por primera vez en procesión por las calles de Zaragoza. El proyecto comenzó a fraguarse tiempo atrás, siendo uno de los primeros pasos la proyectada salida del paso de Cristo del Amor Fraterno en la procesión del Santo Entierro del 2011 que finalmente no se efectuó por la suspensión de la procesión. Los trabajos de remodelación y ampliación del paso comenzaron en verano en el taller sevillano de Manuel Guzmán, y el paso retornó a Zaragoza ya en Diciembre listo para comenzar los ensayos. También acudió a uno de estos primeros ensayos el capataz sevillano Rafael Rodríguez, capataz del paso de Jesús Despojado, que entre otras cosas ayudo en los ensayos de la complicada salida que el paso de misterio de la Sagrada Cena tiene que afrontar en su sede canónica. Finalmente, previamente a la Semana Santa se celebró un multitudinario traslado del paso de la Santa Cena desde el Polígono Cogullada, lugar de ensayos, hasta su sede canónica, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

La Virgen de los Dolores frente a la Virgen del Pilar. Foto: Jorge Sesé
Finalmente, otro de los grandes momentos vividos tuvo lugar el pasado 5 de Mayo tuvo lugar la salida extraordinaria de la Virgen de los Dolores con motivo de la conmemoración de la 75º aniversario de la primera salida procesional de la Hermandad de San Joaquín y la Virgen de los Dolores. Sin lugar a dudas fue un día de absoluto gozo para los hermanos de esta corporación y para toda la familia cofrade de Zaragoza. Fue una procesión seria y sobria, como nos tiene acostumbrados la Dolorosa realizando el recorrido más directo entre la Iglesia de Santa Isabel de Portugal y la Basílica del Pilar a la ida y recorrido a su vuelta las calles del tubo por las que procesiona en la noche del Miércoles Santo. Los tambores de la Hermandad estuvieron presentes tanto a la salida de la procesión como a la entrada del paso a la vuelta, y la nota musical la puso la Banda de Música de Magallón. Sin olvidar que previamente a la procesión de vuelta la Hermandad impuso a la Virgen del Pilar, sobre el manto que la propia hermandad donó en el año 1994, la insignia de oro de la hermandad y también se realizó la ofrenda de la partitura, una obra musical compuesta por el compositor Abel Moreno Gómez para la capilla musical de la Basílica del Pilar que desde finales del siglo XIX no había recibido ninguna una partitura nueva. Con anterioridad a este acto, la hermandad organizó una exposición, un ciclo de conferencias, realizó un libro conmemorativo y desarrollo un DVD.