miércoles, 9 de enero de 2013

La Sangre de Cristo restaura el manto de las Estrellas de la Virgen de los Dolores de Palao

La Muy Ilustre, Antiquísima y Real Hermandad de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de Dios de Misericordia prosigue en su afán por restaurar todos aquellos bienes que así lo precisen. En esta ocasión le llega el turno al manto de las Estrellas de la Virgen de los Dolores que tallara Antonio Palao en 1856.

De esta forma, la Hermandad continua con la labor iniciada en los últimos años de restaurar su patrimonio. En el año 2009, fue restaurada la carroza del Santo Sepulcro, por la restauradora Dña. Natalia de la Serna, por lo que lucio espléndida el año en el que se conmemoró el bicentenario del rescate de la Imagen. En 2011, se recuperaron los estandartes de las doce Sibilas y los faroles de las cinco llagas. Para la procesión del Santo Entierro de 2012 fueron restaurados los Estandartes de Religión y Virtudes Teologales (Religión, Fe, Esperanza y Caridad), gracias a la inestimable colaboración e interés del restaurador Francho Almau. De cara a esta próxima Semana Santa están siendo restaurados, igualmente por Francho Almau, las imágenes del Cristo de la Cama y la Virgen de los Dolores de Palao.

Ahora la Hermandad dado el notable el avanzado deterioro de un preciado manto bordado de las Estrellas de la Virgen de los Dolores que tallara Antonio Palao en 1856 y gracias a la mediación del hermano Santiago Sánchez Jorcano ha sido posible contactar con una costurera que, desde el pasado mes de noviembre, esta traspasando los bordados a un nuevo tejido, recuperando el inicial esplendor del mismo y su dibujo ornamental original.