jueves, 28 de marzo de 2013

Semana Santa 2013: Mañana de Jueves Santo, por Jorge Gracia Pastor

Ha sido como volver a empezar. Después de tres días santos sin prácticamente cofradías en la calle, hoy por la mañana siete. Y más vale tomarlo como un regalo, pensar que no hay mal que por bien no venga, porque a dos de ellas hubiera preferido no verlas, a pesar de que, dentro del orden y la normalidad en la que a uno le gusta moverse, son cofradías que solo veo de refilón. Aunque en los últimos años casi nos parece normal ver cruzar bajo la luz del día al Ecce Homo por el Puente de Piedra, o ver aparecer a Jesús Camino del Calvario por San Cayetano.

En un parrafo he utilizado cuatro veces el verbo ver (cinco ya). Y es que ha sido una mañana de mucho contemplar (conviene no redundar). Contemplar el traslado de la Virgen de los Dolores del Prendimiento al Colegio de los PP. Escolapios, al son de su piquete de tambores y cornetas al que los alumnos y ex-alumnos le piden que sumen a su repertorio el Himno de San José de Calasanz que tan bien interpretó el pasado domingo la Cofradía hermana de Barbastro.

Contemplar los pasos de San Cayetano alrededor del Cristo de la Cama bajo palio, una nueva recreación rescatada de imágenes del pasado. Las inmediaciones de la Seo abarrotadas de gente en espera de la salida de la Exaltación desde el palacio de la Maestranza, el paso del Ecce Homo por el puente camino de San Felipe en una plaza donde se recrea la salida de la Coronación y donde les espera el estandarte de la Dolorosa, que momentos antes también había recibido a Jesús camino del Calvario y su nueva peana que por fin ha salido a la calle en una procesión escoltada por la guardia romana desde la iglesia de la Santa Cruz.

Escoltado también ha venido Jesús abrazado a la Cruz pero en este caso por la Policía Nacional. a la tercera va la vencida, por fin también ha visto la calle su nuevo guión titular, a quien precedía la Crucifixión que también estrenaba sección ecuestre y acompañamiento musical con la banda de tambores y Cornetas de San Pablo, que a su vez también debutaba en un desfile de nuestra Semana Santa. Ya ves, no paramos de estrenar, palio, pasos, bandas, guiones, marchas como Santa Gema, caballos.......hasta parecía que estrenábamos Semana Santa.

No se ha querido perder la mañana ni las nubes borrascosas, que se han debido emocionar con la suelta de palomas de la Crucifixión y han soltado unas lagrimillas. Seguramente ya les había puesto un poco emotivas las notas de "la Muerte no es el final", interpretada por la Banda de Botorrita al final de la procesión de la Exaltación. Y es que ha sido mañana de muchos sonidos, por supuesto tambores timbales y bombos, también cornetas y trompeta, las matracas del Ecce Homo y las dos nombrads bandas, tan diferentes como imprescindibles en los desfiles de procesión. Y para la tarde, Dios lo quiera, más: nuevas bandas, música de cámara, y diferentes propuestas de tambores, entre ellas las más numerosas de nuestra Semana Santa.

Pero sobre todo Eucaristía, Oración en el Huerto, Prendimiento, Atado a la Columna, Coronación de Espinas, Despojado, Llegada al Calvario, Silencio, Descendimiento, Piedad, Esperanza........ Evangelio.


 Por Jorge Gracía Pastor