lunes, 1 de diciembre de 2014

El Colegio de Médicos de Zaragoza distingue a la Fundación "La Piedad"

La Fundación La Piedad ha recibido una subvención del Colegio de Médicos de Zaragoza que asciende a una cantidad de 7.000 euros, como reconocimiento a la labor desarrollada por la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro en el Centro de Atención Médica de Transeúntes.

El Colegio de Médicos premia así la labor del consultorio puesto en marcha y tutelado desde hace más de diecisiete años por la Cofradía en una de las salas de las instalaciones de la Hermandad del Refugio, y lo considera merecedor de ser premiado como uno de los proyectos sanitarios de desarrollo y solidaridad más interesantes de los que se llevan a cabo en nuestra ciudad. La subvención destinada por el Colegio de Médicos a este apartado asciende a un total de 21.000 euros, que se repartieron entre las tres organizaciones elegidas este año: la Fundación San Vicente Ferrer, la Asociación Wawitai y la Fundación La Piedad. El Hermano Mayor y el Secretario de Caridad representaron a la Cofradía y recogieron la distinción, en el marco de uno de los actos que el Colegio de Médicos celebró el pasado 21 de noviembre, fecha en la que los médicos festejaron su Día del Colegiado.

Conviene destacar la trascendencia de índole internacional de las otras dos organizaciones distinguidas, para valorar en su justa medida el alcance y la categoría de los reconocimientos en forma de subvenciones entregadas por los galenos zaragozanos, a cuyo Colegio, su Junta Directiva, y sus asociados, les mostramos y debemos nuestro mayor respeto, afecto y agradecimiento por haber tenido en tan especial consideración nuestro humilde y siempre insuficiente esfuerzo para con los más necesitados. Y tal vez un punto más a destacar antes del punto y final: hace más de diecisiete años tres médicos hermanos de la cofradía pusieron su empeño, su tiempo y su ilusión en poner en marcha una consulta en el Refugio en la que atender a aquellos que no tuviesen quien les atendiese. Aquel sueño maravilloso continúa hoy, diecisiete años más tarde, siendo una realidad en el consultorio de La Piedad. Una salita siempre encomendada a la protección de Nuestra Madre, donde catorce médicos, tres ATS y tres auxiliares sanitarios –todos voluntarios- atienden a los transeúntes cuatro veces a la semana.

fuente: http://www.lapiedad.es/