jueves, 1 de enero de 2015

Conmemoración del 1975 aniversario de la Venida de la Santísima Virgen a Zaragoza

Según relata la venerable madre sor María Jesús de Ágreda en su Mística Ciudad de Dios, la venida de la santísima Virgen a la ciudad de Zaragoza -la romana Caesaraugusta- tuvo lugar en la medianoche del 2 de enero del año 40. Para conmemorar esa efemérides, la Archidiócesis de Zaragoza, a través del Cabildo que custodia sus dos catedrales, celebra una popular misa, conocida como Misa de la Venida, a las 00:00 horas del 2 de Enero.

Se trata de una liturgia solemne y, al mismo tiempo, entrañable, que congrega a miles de devotos de la Virgen que quieren ser los primeros en saludarla en ese día tan señalado en especial en este año especial en que se cumple el 1975 aniversario de la venida de la Virgen.

De este modo hoy, jueves 1 de enero, a las 19:30 horas, en la Santa Capilla se cantará la Salve Solemne y a las 23:30 horas se voltearán las campanas anunciando la celebración más entrañable y solemne de este acontecimiento: la Misa Votiva de la Venida que, presidida por el Arzobispo Metropolitano que se celebrará a las 00:00 horas del día 2 en la Santa Capilla, con la participación de la Escolanía de Infantes. Como privilegio jubilar se impartirá la Bendición Papal. Al finalizar la misma, los asistentes podrán entrar, por la puerta de la verja, al interior de la capilla para pasar ante la Virgen y besar una medalla que por una cinta descenderá desde la imagen.

Desde las 10:00 horas del día 2, al igual que los domingos, todas las misas se celebrarán en el Altar Mayor, siendo la misa de las 12:00 horas la Solemne Misa Conventual que presidirá el Deán del Cabildo Metropolitano.

A partir de las 10.00 y durante el resto de la jornada, de nuevo los fieles podrán pasar por delante de la Virgen y besar la imagen de la Virgen por medio de una cinta que estará enlazada directamente de la Santa Columna. Por tanto, este día no habrá paso de niños que podrán participar con los mayores.

Las colectas de todas las misas se destinarán al signo pastoral que recordará el 1975 Aniversario de la Venida de la Virgen: la edificación del templo e instalaciones de la parroquia de Valdespartera, dedicada a San Ignacio Clemente Delgado, misionero mártir, nacido en Villafeliche.