domingo, 19 de julio de 2015

El ayuntamiento cumplirá la moción de CHA para hacer de Zaragoza una ciudad laica

El Ayuntamiento de Zaragoza se ha comprometido a cumplir una moción de CHA del año 2013 para derogar el actual Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones, en relación a la asistencia obligatoria de los miembros de la corporación municipal a los actos religiosos.

Este protocolo, aprobado en marzo de 2008 por PSOE, PP y PAR, obliga a todos los concejales a asistir a los actos de carácter religioso como la procesión del Santo Entierro, Corpus Christi, la misa el día del Pilar o el Rosario de Cristal.

En la Comisión de Presidencia y Participación Ciudadana celebrada hoy el gobierno municipal ha acordado cumplir con la moción presentada por CHA en marzo de 2013 al pleno municipal, que aprobó iniciar el expediente de modificación del citado Reglamento para adecuarlo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y al Estatuto de Autonomía de Aragón, en lo relacionado con la laicidad institucional, según ha recordado esta formación en un comunicado.

No obstante, el pleno rechazó el primer punto de la moción, al votar en contra PP y PSOE, que solicitaba instar a los miembros de la Corporación a no asistir como tales a los actos religiosos sin perjuicio de su asistencia a título individual, en cuyo caso deberían hacerlo sin los distintivos recogidos en el Reglamento de Protocolo, Ceremonial, Honores y Distinciones como es la banda roja de alcalde o concejal, la insignia de concejal y el bastón de mando.

El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio, ha asegurado hoy que respeta "profundamente" las creencias de cada persona y que puedan acudir a título individual a los actos religiosos que quieran, "pero no como miembros de la corporación municipal ya que vivimos en un Estado aconfesional".

Por ello, ha expresado su satisfacción por que el gobierno de la ciudad asuma esta iniciativa de CHA "y quiera cumplir con el acuerdo del pleno para modificar el Reglamento".

Para CHA la obligatoriedad de asistir como concejales a los actos religiosos "colisiona" con los derechos y libertades recogidos en el Estatuto de Autonomía de Aragón y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, donde se declara que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/ayuntamiento-cumplira-mocion-cha-hacer-zaragoza-ciudad-laica_1040703.html