lunes, 8 de febrero de 2016

Así han quedado las manos de la Virgen de la Fraternidad tras su restauración

La imagen de la Virgen de la Fraternidad en el Mayor Dolor, titular mariana de la Real, Pontificia, Antiquísima, Ilustre, Franciscana y Penitencial Hermandad y Cofradía del Señor Atado a la Columna y de Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor ya ha sido repuesta al culto tras la restauración acometida por la restauradora, Natalia de la Serna de Velasco.

Las últimas semanas del pasado año la imagen estuvo retirada del culto para ser sometida a esta restauración, pero actualmente ya se encuentra de nuevo en su altar de cultos de la Iglesia Parroquia de Santiago el Mayor.

Gracias al trabajo de Natalia de la Serna de Velasco ha servido para que las manos de la imagen recuperen la policromía original, deterioradas principalmente por el transcurso del tiempo.



Más novedades

Este año la Cofradía estrenará el segundo de una serie de atributos que servirán de presentación de cada uno de los pasos, función que desempeñarán llevando escrita sobre cristal una leyenda alusiva. El pasado año se comenzó con el que precede a la Virgen y este año se está realizando el que acompañará al Santísimo Cristo atado a la Columna, imagen en torno la cual se fundó la Hermandad en 1804, en el Taller de arte religioso Salmerón de Socuéllamos.