jueves, 2 de junio de 2016

El Señor de la Cena presidió el triduo en su honor desde el altar mayor del Perpetuo Socorro

La semana pasada tuvo lugar en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, sede canónica de la Cofradía de la Institución de la Sagrada Eucaristía, el I Triduo en honor al Señor de la Cena, celebrado con motivo de la festividad del Corpus.

A lo largo del los tres días que duró el Triduo en honor al Señor de la Cena, los hermanos de la cofradía del Jueves Santo realizaron diversas actividades como la donación de sangre, además de las Eucaristías y oraciones en torno a la imagen del Señor.

El Señor de la Cena se situaba en el altar mayor, el mismo lugar donde fue bendecido. Portaba túnica blanca con mantolín rojo y cíngulo anudado a la cintura. Sobre su sien se situaban las potencias de oro y en su mano el cáliz dorado.

Fotos de Oscar Puigdevall