lunes, 6 de junio de 2016

San Felipe acogió más de medio siglo después la procesión eucarística de la Minerva

La Custodia de la Archicofradía del Santísimo Sacramento de la Iglesia Parroquial de San Felipe y Santiago el menor, volvió a recorrer las naves de su templo en la mañana del pasado domingo 5 de junio, más de medio siglo después.

A las 12:45 horas, tras la celebración de la Eucaristía, llamada de Minerva, que se celebra cada 3º domingo de mes, el párroco, D. Sergio Blanco, depositó al Santísimo en su custodia para la procesión claustral del Santísimo.

La “Misa de Minerva” es el sello por excelencia que distingue a la Cofradía del Santísimo Sacramento. En ella, los cofrades con velas, acompañaron al sacerdote desde el momento de la Consagración hasta el final de la misa, venerando y alabando a Jesús Sacramentado.

Al finalizar la Misa se realizó un acto de exaltación y devoción al Santísimo Sacramento bajo palio con una procesión claustral alrededor de la iglesia, finalizando con la bendición solemne con el Santísimo Sacramento.