lunes, 4 de julio de 2016

Las imágenes de la Dolorosa y de la Sangre de Cristo retornan a su lugar habitual de culto

Tras comunicar la Diputación Provincial de Zaragoza que, de momento, resulta imposible acometer la reforma de la capilla del Santísimo Cristo de la Cama cumpliendo los plazos acordados, la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Sangre de Cristo ha tomado la decisión de abrir de nuevo dicha capilla restituyendo las imágenes al lugar que ocupaban habitualmente.

De este modo, tanto la Virgen de los Dolores de Calero, el Santísimo Cristo de la Cama y las imágenes del Señor atado a la Columna y el Ecce Homo de Llovet han sido trasladada de nuevo a la capilla del Santo Sepulcro. Asimismo, la Virgen de los Dolores de Palao ha retornado a su altar en la iglesia.