lunes, 29 de octubre de 2012

Muestra de indumentaria y folklore tradicional aragonés en el Calvario

Dentro de los actos conmemorativos del 75 aniversario de la fundación de la Cofradía de Jesús camino del Calvario, el día 29 septiembre, pudimos ver y disfrutar de una muestra de indumentaria y folklore tradicional aragonés.

Podría parecer que un acto de este tipo no está en consonancia con las actividades que, normalmente, desarrolla una cofradía penitencial, pero independientemente de que la indumentaria naciese como consecuencia de la necesidad que el hombre ha tenido siempre de proteger su cuerpo de las inclemencias del tiempo, la indumentaria ha reflejado, en cada época, aspectos de nuestra sociedad y nuestra propia vida, tales como la clase social, la potencia económica, el estado civil de la persona, si la familia está o no de luto.

En nuestro caso, cuando cada Semana Santa salimos con nuestros Pasos por las calles de Zaragoza, lo hacemos portando una indumentaria de tipo ritual que nos distingue del resto y nos identifica como pertenecientes al Calvario manteniendo viva, junto al resto de cofradías y hermandades aragonesas, una tradición muy arraigada en nuestra región.

Los trajes, que fueron mostrados tanto por hermanos de la Cofradía como por los componentes del grupo de música aragonesa L´Ausin, abarcaron el período comprendido desde finales del siglo XVIII hasta principios del XX.

Pudimos ver los trajes que los menestrales zaragozanos, equivalentes a la clase media acomodada actual, llevaron a finales del XVIII y que evolucionaron hasta convertirse en los trajes que hoy lucimos como el traje tradicional aragonés.

Hablamos del tipo de sociedad en la que se desarrollo la vida de estos aragoneses y de la indumentaria infantil que, hasta bien entrado el siglo XX no se diferenció de la de los adultos, puesto que heredaban la de sus hermanos mayores tras remendarla y añadirle pedazos.

Vimos el porqué del peinado femenino y el origen del pañuelo de cabeza masculino, así como prendas de uso diario y de faena, deteniéndonos en prendas tan populares como la blusa o tocinera, la manta, los refajos femeninos así como en su forma de llevarlas.

También pudimos ver trajes singulares como son los de los valles pirenaicos de Ansó, Echo y Gistain y un traje femenino, que reproduce habitualmente, Valeriano Becquer en sus cuadros costumbristas de la zona de Vera de Moncayo.

Terminó la muestra con los trajes de respeto describiendo prendas tan características del hombre aragonés como la capa y el sombrero de ala ancha así como el mantón de manila y la mantilla en el caso de la mujer.

Queremos agradecer, especialmente, la participación, totalmente desinteresada, del grupo de música aragonesa L´Ausin que interpretó piezas como el Millollano, el Tin-Tan/cadril, la mazurca de San Juan de Plan o la Jota de Hurtada de Albarracín, y unas bonitas jotas de estilo y divertidas rondaderas que interpretaron sus cantadoras.

Y, como no, nuestro agradecimiento a todos los que, con vuestra presencia, hicisteis que mereciese la pena la organización de este acto.

Esperamos que disfrutaseis del espectáculo y que os haya aportado algo más de lo que ya sabíais para poder vestir el traje que, con tanta dignidad, llevaron nuestros antepasados.

fuente: http://www.jesuscaminodelcalvario.es/69/JCC/Reportajes/Muestra-de-indumentaria-y-folklore-tradicional-aragones.