domingo, 3 de marzo de 2013

Los símbolos de la Pasión: La corona de espinas

Aunque la Corona de Espinas de Nuestro Salvador es mencionada por tres Evangelistas y se alude a ella a menudo por los Primeros Padres Cristianos, como Clemente de Alejandría, Origen, y otros, hay comparativamente pocos escritores de los primeros seis siglos que hablan de ella como una reliquia conocida, aún en existencia y venerada por los creyentes.

La Corona de Espinas

Según los datos aportados por la Sábana Santa venerada en Turín, la corona de espinas debió tener la forma de un casco en la que metieron la cabeza del Salvador, clavándose las espinas por todo el contorno de la frente, cabeza y nuca, contabilizando los sindonólogos hasta “treinta y dos heridas de perforación” en la cabeza del hombre de la sábana santa.

Para el sindonólogo Barbet, la corona fue fabricada con las ramas de un azufaifo, especie de arbusto espinoso llamado zyzyphus vulgaris, xiphus o spina Christi (espina de Cristo). Mientras que el también sindonólogo doctor W. Hynek, se inclina por el albar oriental o acanthus orientalis, cuyas puntas son más largas y agudas.

Relicario de la Corona de Espinas
de San Luis IX, rey.
Sainte Chapelle de París, Francia.
La reliquia de la Santa Espina

Es célebre el relicario de la corona de espinas que se venera en París y que fue ordenado realizar en el año 1248 por parte de San Luís IX, rey de Francia. Este relicario se venera en la llamada Capilla Santa de París y conserva la corona, aunque sin las espinas; pero relicarios con espinas de esa corona existen por toda la cristiandad, especialmente en Roma (Basílica de San Pedro del Vaticano, Basílica de San Juan de Letrán, iglesias de Santa Práxedes, de San Marcos y otras). Los relicarios más famosos venerados en España se encuentran en el monasterio de Montserrat (Cataluña) y en el monasterio de El Escorial (Madrid).

La devoción a la Corona de Espinas tiene una larga tradición en la diócesis de Zaragoza. En el sínodo convocado por el arzobispo Alonso de Aragón en 1495 se determinó que se celebrase fiesta doble en su honor en el domingo infraoctava de la Ascensión. Más tarde se trasladó la fiesta al 10 de mayo, sobreviviendo su celebración diocesana hasta la reforma litúrgico post conciliar y perviviendo en algunos lugares.

En el siglo XVIII en la diócesis de Zaragoza existían reliquias en numerosas poblaciones. Zaragoza contaba con una en La Seo, donada por la infanta Juana de Aragón, hija de Juan II y esposa del rey de Nápoles; en el Pilar, entregada por la duquesa de Híjar Catalina de Beamont; en el convento de San Francisco, traída en el s. XIII por el Beato Agno; el monasterio de Santa Fe, cuyo relicario fue renovado en 1548; el monasterio de Santa Lucía, procedente de una de las cuatro que existían en Veruela; el convento de Santa Catalina; el monasterio de Santa Engracia, dádiva de Fernando el Católico; y en el convento del Carmen, que la recibió del Virrey de Mallorca y Gobernador de Aragón, Francisco Miguel de Pueyo.

Reliquia de la Santa Espina de la Catedral de la Seo
La relación que une a la Cofradía de la Coronación de Espinas con la reliquia de la Santa Espina que se venera en La Seo del Salvador, viene de 1954, fecha en que se celebró por primera vez dicha fiesta en la Capilla del Santo Cristo. Desde entonces año tras año se ha celebrado en dicha capilla y en alguna ocasión excepcional ha sido en el Altar Mayor. Seguramente, en los primeros años de vida de la Cofradía y teniendo en cuenta que el consiliario era Canónigo de las Catedrales, la junta de gobierno se enteraría de que en la Catedral se guardaba dicha reliquia y de ésta forma, se instituyó como fiesta de la Cofradía ese día en el que se asiste a la santa Misa y al finalizar se venera dicha reliquia. Posteriormente se han ido ampliando las actividades que en ese día celebramos para darle mayor lucidez a nuestra fiesta. Hay que tener presente que desde la fundación a nuestros días, los consiliarios que ha tenido la Cofradía, han sido Canónigos de las Catedrales o capellanes de La Seo, y eso ha hecho que siempre haya habido unos buenos lazos de unión.

La Corona de Espinas de la Cofradía de la Coronación de Espinas

Es el atributo más reciente de la Cofradía de la Coronación de Espinas, y fue donada por una familia de cofrades en el año 2.002. Esta elaborada a escala real con ramas naturales de acacia de tres espinas entrelazas y recuerda el elemento principal del escarnio sufrido por Nuestro Señor. Fue bendecida el 9 de Marzo de ese año durante la ceremonia de Imposición de hábitos y es llevada por un hermano sobre una bandeja vestida con terciopelo morado, sobre un paño de hilo con remates de bolillo donado en 2012 por una hermana de la cofradía.

Fuentes:
http://erturuta.blogspot.com.es/2012/03/las-reliquias-de-cristo-y-xx.html
http://www.preguntasantoral.es/2012/04/reliquias-de-la-pasion-de-cristo/
http://ec.aciprensa.com/c/coronaespinas.htm
http://www.archizaragoza.org/actualidad/temas-de-historia-zaragozana-iv-reliquias-de-la-pasion-del-senor-en-la-archidiocesis-de-zaragoza
http://www.coronaciondeespinas.es/nuestros-atributos/