domingo, 28 de abril de 2013

Visto en Youtube: La Cofradía de Jesús ante Caifás

A lo largo de la historia de la Semana Santa Zaragozana han existido algunas Cofradías más que las que hoy en día han perdurado y conocemos, como la Cofradía de la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena y del Santísimo Cristo de los Sitios, la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte o la Cofradía del Cristo de los Desamparados, y más recientemente, la Cofradía de Jesús ante Caifás y la sección de jóvenes de la Cofradía del Santísimo Rosario de Nuestra Señora del Pilar.

Hoy, de la mano del usuario de Youtube Fracisco Figueroba Figueroba, os acercamos un vídeomontaje que recoge muchas fotografías de una de estas Cofradías, la extinta Hermandad de Nuestro Señor Jesucristo en el Interrogatorio y Sentencia ante Caifás, Santos apóstoles Pedro y Santiago y María Santísima del Desconsuelo, precursorá de la actual Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesús de la Humildad Entregado por el Sanedrín y de María Santísima del Dulce Nombre.

Hermandad de Nuestro Señor Jesucristo en el Interrogatorio y Sentencia ante Caifás, Santos apóstoles Pedro y Santiago y María Santísima del Desconsuelo

La Cofradía de Jesús ante Caifás fue fundada en el año 1981 estando ligada desde sus inicios a la Casa de Andalucía e instituida canónicamente en la Iglesia de Santiago el Mayor. El hábito de los hermanos estaba compuesto por túnica azul claro con puntilla en las bocamangas y botonadura color malva, fajín y capirote malva, capa blanca y guantes del mismo color. Procesionaban en la tarde-noche del Viernes de Dolores del año 1983 realizando un Vía Crucis, y en la tarde del Domingo de Ramos su procesión titular haciendo estación de penitencia en la Basílica del Pilar. Durante los años que existió esta Cofradía procesionaron el Cristo del Perdón, Imagen de Jesús Crucificado, realizada en los años 50 en escayola y que actualmente se encuentra en la Iglesia de San Felipe. Abría sus procesiones una cruz guía con sus dos faroles todo repujado en plata obra del orfebre sevillano Manuel de los Ríos. Tenía también una sección de tambores y varios "ambiciosos" proyectos para dos futuros pasos.