miércoles, 19 de junio de 2013

La DPZ otorga la medalla de Santa Isabel a la Hermandad del Refugio

En el pleno extraordinario celebrado en la mañana de ayer, la Diputación Provincial de Zaragoza ha aprobado por unanimidad otorgar a la Santa y Real Hermandad de Nuestra Señora del Refugio y Piedad de Zaragoza la medalla de Santa Isabel, patrona de la provincia, máximo galardón que concede esta institución.

El acto de entrega tendrá lugar en el salón de plenos, a las 19:00 horas del próximo día 4 de julio. Además junto a esta Hermandad, el premio también ha sido otorgado al periodista Luis Granell y a José Luis Abós, entrenador del CAI Zaragoza.

La Hermandad del Refugio de Zaragoza es una entidad benéfico-privada, sin ánimo de lucro, que desarrolla diversas obras sociales gracias a la Comunidad de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, una reducida plantilla de trabajadores de la Hermandad y el Voluntariado. Cuenta también para ello con las cuotas de los Hermanos afiliados, con las ayudas puntuales de miles de personas, instituciones, empresas, etc. y con la aportación inestimable que representa la Cuestación del Jueves – Viernes Santo, que se lleva a cabo en la práctica totalidad de las parroquias zaragozanas.

La primera Hermandad del Refugio de la que se tienen noticias se funda en Granada a finales del siglo XVI. En Zaragoza se funda en 1642.

A lo largo de los siglos ha sido mucha su implicación y labor social, que se prolonga hasta nuestros días. Así en abril de 1999 se constituyó la empresa Refugio Reinserción S.L. (Reinser), dedicada al reciclaje de la madera y los plásticos, cuyo objetivo es lograr la integración sociolaboral de las personas que llegan a ella y que se encuentran en riesgo de exclusión o con dificultades personales, familiares y/o con hábitos inadecuados, que les puedan alejar no sólo del mercado laboral sino de cualquier modelo de convivencia social.

En 2002 adquiere a la Diócesis una casa en el Camino de San Antonio (La Cartuja Baja). En la Junta General de 2003 se aprueba dedicar el edificio a tareas de Acogida, especialmente para familias de Inmigrantes. Tras varios años de dedicación y esfuerzos, la denominada Casa de San José comienza su andadura el 30 de Noviembre de 2006 hasta el año 2010, convirtiéndose en centro de acogida de jóvenes inmigrantes víctimas de exclusión social.

Desde su fundación, la Hermandad se ha dedicado a la atención de personas sin recursos, proporcionándoles comida, techo o asistencia médica, con una especial dedicación a la infancia.