domingo, 13 de octubre de 2013

La devoción de la Virgen del Pilar en las Cofradías y Hermandades de Zaragoza

No son pocas las personas que cada año descubren nuevos matices, iconos o detalles de las cofradías zaragozanas cuando contemplan su discurrir por nuestras calles.

Palios, mantos, atributos, grecas, respiraderos, llamadores, guiones y un largo número de enseres que pasan delante de nuestros ojos poseen una cantidad de detalles que puede pasar inadvertida debido a la fugacidad con que discurre cualquier procesión.

La Virgen del Pilar es la devoción de más arraigo en nuestra ciudad. En el rincón más inesperado se da muestra de ello con la colocación de algún azulejo, fotografía o enser representativo de la Patrona de Zaragoza y la Archidiócesis. Pero si alguien da fiel muestra de ello, propagando esta gran devoción, son las Cofradías de la ciudad con la reproducción de enseres en pasos, altares, cultos, bordados, orfebrería e insignias.

Desde que la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén incorporará a su escudo el sagrado pilar donde se posó la Santísima Virgen cuando visitó en cuerpo y alma Zaragoza, muchas han sido las Cofradías que ha seguido los mismos pasos incorporando referencias a la Virgen del Pilar en sus atributos. En la misma linea obró la Cofradía de la Coronación de Espinas ya que sólo unos años después también incorporó a su escudo el Santo Pilar.

Más allá de los escudos en numerosos pasos encontramos referencias a las Virgen del Pilar. Lo más habitual es la entrecalle de algunos pasos de virgen, como ocurre en los pasos de palio de la Virgen de los Dolores del Prendimiento, la Virgen de la Fraternidad de la Columna o la Virgen de la Lágrimas del Descendimiento. También disponen de capillas en las delanteras de sus pasos la nueva imagen de Cristo en su primera Caída de la Cofradía del Calvario, la imagen de Jesús Despojado de sus vestiduras de la Cofradía de Jesús Despojado, y el Cristo de la Acogida de la Cofradía de San Lamberto del barrio de Miralbueno.

Menos usual, pero no por ello menos espectacular son las cartelas alusivas a Nuestra Señora la Virgen del Pilar que podemos encontrar en la canastilla del paso del Cristo del Amor Fraterno de la Cofradía de la Eucaristía, realizadas en 2009 por orfebrería Maestrante de Sevilla siguiendo el modelo en barro del imaginero Miguel Ángel Domínguez. Igualmente también podemos encontrar una cartela de la Virgen del pilar en la greca de Nuestro Padre Jesús de la Oración de la Cofradía del Huerto, realizada en “Arte Martínez” de Horche (Guadalajara).

Por último, en la gloria del techo de palio de la Virgen del Dulce Nombre de la Cofradía de la Humildad, se puede apreciar una pintura representativa de la Venida de la Virgen del Pilar a Zaragoza. Se trata de un óleo sobre tabla en óvalo situado en el techo de Palio de la Virgen del Dulce Nombre realizado por Rosa Álvarez Halcón, licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla. La temática es una interpretación de la Venida de la Virgen inspirada en el grupo escultórico de J. Ramirez situado en el Santa Capilla del Pilar. De estilo claramente Barroco con la esencia de la Escuela Sevillana.

Estas son algunas de las representaciones de la Virgen del Pilar en los enseres y atributos de nuestras Cofradías, pero a buen seguro que habrá muchos más.