miércoles, 12 de noviembre de 2014

El arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, renuncia al cargo alegando motivos de salud

El arzobispo de Zaragoza Manuel Ureña ha renunciado al cargo por motivos de salud. Según han informado fuentes del Arzobispado de Zaragoza, el papa Francisco ha aceptado la renuncia de Manuel Ureña Pastor al gobierno de la Archidiócesis de Zaragoza por motivos de salud.

Según el comunicado del arzobispado, Ureña Pastor "agradece al Obispo de Roma su solicitud paternal sobre su persona y sobre toda la iglesia diocesana de Zaragoza. Al mismo tiempo, agradece a todos los fieles de la diócesis de Zaragoza su afecto y cariño durante estos años. Y encomienda su presente y su futuro a la Virgen del Pilar".

Manuel Ureña ofrecerá una rueda de prensa para informar sobre su renuncia a las 13.15.

El valenciano Manuel Ureña (Albaida, 1945) fue nombrado arzobispo de Zaragoza el 2 de abril de 2005, en sustitución de Elías Yanes, y tomó posesión de su cargo el 19 de junio de 2005. El año pasado celebró los 25 años de su ordenación episcopal, dado que en 1988 obtuvo su primer destino como obispo: Ibiza. Dos años después fue administrador apostólico de Menorca. En 1991 fue designado obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, desmembrada de la archidiócesis de Madrid. El 1 de julio de 1998 fue elegido obispo de Cartagena, último destino antes de recalar en el Arzobispado de Zaragoza.

Durante estos nueve años al frente de la archidiócesis de Zaragoza, se han acometido importantes obras de restauración en la basílica del Pilar. Del exterior destacan las fachadas y las torres restauradas, así como la instalación de un nuevo ascensor panorámico. En el interior, se ha acometido la restauración de capillas como la de san Antonio de Padua, San José y Santiago. Ureña también ha sido protagonista de otros acontecimientos, como la bendición del inicio de las obras del campus que la Universidad San Jorge tiene en el municipio de Villanueva de Gállego, el 24 de mayo de 2006.

Un problema cardiaco le llevó el 2 de octubre de 2008 a practicarle un doble bypass coronario en la clínica Montpellier, si bien apenas una semana después fue dado de alta y prosiguió en su residencia el periodo de recuperación, que se completó sin incidencias.

Manuel Ureña tiene un destacado perfil intelectual y filosófico, fruto de su formación académica. Así, es licenciado en Teología Dogmática por la Universidad Pontificia de Salamanca, y tras su ordenación sacerdotal desarrolló su ministerio durante tres años en Alacuas para viajar en 1976 a Roma. En la ciudad eterna obtuvo la licenciatura y doctorado de Filosofía Pura (1986). De vuelta a españa, fue nombrado director del Colegio Universitario San Juan de la Ribera de Burjassot (Valencia) donde ejerció como profesor de Metafísica, historia de la Filosofía antigua y de Teología en la Facultad de Teología de Valencia.

Según la página web de la archidiócesis de Zaragoza, su investigación filosófica gira en torno al pensamiento marxista y al pensamiento postmoderno. En teología, ha trabajado bastante el pensamiento de los teólogos católicos Karl Rahner y Hans Urs von Balthasar; y, en teología protestante, ha seguido a los teólogos protestantes Karl Barth y Dietrich Bonhoeffer. Ha publicado más de 60 trabajos científicos, aunque su principal publicación es el libro 'Ernst Bloch, ¿un futuro sin Dios?' (BAC MAIOR, Madrid, 1986).

fuente: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2014/11/13/nueve_anos_frente_diocesis_zaragoza_321639_300.html