jueves, 8 de enero de 2015

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia instalar sillas a pie de calle en los recorridos de las procesiones de Semana Santa

Tal y como ya pronosticaron los visitantes de Pasión en Zaragoza, el Ayuntamiento, tras el éxito de las sillas en la cabalgata de reyes, se está planteando extender este servicio a las procesiones de Semana Santa.

Primero fue durante las ofrendas de flores y frutos de las Fiestas del Pilar, después se decidió ampliar la iniciativa a la Cabalgata de Reyes y ahora el Ayuntamiento se plantea instalar sillas a pie de calle a lo largo de los recorridos de las procesiones de Semana Santa.

La Semana Santa es la segunda fiesta que más turistas y visitantes atrae a la capital aragonesa. En concreto, esta fiesta religiosa atrae a la ciudad más de 50.000 visitantes y deja unos ingresos económicos de unos 15 millones de euros. Además, “es uno de los momentos en los que a la gente le gusta verlas con cuidado”, ha reconocido el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco.
La Semana Santa es la segunda fiesta que más turistas y visitantes atrae a la capital aragonesa. En concreto, esta fiesta religiosa atrae a la ciudad más de 50.000 visitantes y deja unos ingresos económicos de unos 15 millones de euros. Además, “es uno de los momentos en los que a la gente le gusta verlas con cuidado”, ha reconocido el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco.

Se trata de una fórmula “extensible a casi todo lo que se hace en la calle, incluso actividades deportivas y es algo positivo”, ha agregado Blasco, quien considera que “hay que pensar en el espectador y turista que viene de fuera”.

Zaragoza fue declarada el pasado 18 de marzo de 2014 Fiesta de Interés Turístico Internacional, siendo la primera fiesta de Zaragoza y Aragón que logra este reconocimiento.

La primera experiencia fue durante las Fiestas del Pilar de 2014. El Consistorio instaló gradas en el paseo de la Independencia con motivo de la Ofrenda de Flores para que zaragozanos y visitantes pudieran disfrutar del acto con más comodidad. Salieron con un precio inicial de tres euros, pero al no llenar el aforo se decidió rebajarlo y pasó a costar un euro en la Ofrenda de Frutos. Este descenso permitió aumentar la demanda hasta conseguir unos resultados satisfactorios.

Con motivo de la Cabalgata de Reyes de este nuevo 2015, el Ayuntamiento instaló un total de 3.120 sillas a lo largo del recorrido al precio de un euro cada una. En concreto, se dispusieron 279 sillas en el Paraninfo, 280 en el paseo de la Constitución, 200 en la plaza de San Miguel, 723 en el Coso, 568 en la plaza de España y 1.068 en la plaza del Pilar.

“No conviene poner muchas más porque ya empiezan a estorbar”, ha admitido Jerónimo Blasco. En esta misma línea, el titular municipal de Cultura ha explicado que si se quiere dar un salto en esta iniciativa “habría que pasar a las gradas”, aunque también ha indicado que son “algo más caras, por lo que salvo que se busquen patrocinadores no se podría mantener el precio de un euro”.

fuente: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=128002