lunes, 2 de marzo de 2015

El Descendimiento finaliza el proyecto de greca para su paso titular

La Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora inició en 2008 un proyecto de renovación de la greca de su paso titular que concluirá este año al incorporar los casetones que faltaban por ser tallados.

Tras iniciar el proyecto en 2008 con la renovación de la greca, en la Semana Santa de 2013 y la Semana Santa de 2014 la Cofradía, gracias a las donaciones de cofrades, comenzó a incorporar diversos casetones y detalles que enriquecen la greca de su paso titular, todo ello siendo tallado por Gloria Tellez.

Este año terminará el proyecto con la realización de dos adornos laterales y cinco casetones. En el intermedio de cada una las dos adornos laterales, de 321 cm x 26 cm, se situará el anagrama de la Cofradía, siendo su decoración la misma que el frontal y la trasera del paso. La decoración sigue los cánones establecidos para los pasos procesionales de estilo barroco castellano. Por su parte, los cinco nuevos casetones de 50 cm x 35 cm, son representaciones de La Anunciación, La Cruz Desnuda, El Calvario, y dos Santos Jesuítas: San Estanislao de Kotska y San José de Pignatelli.

Otras novedades

Este año la Cofradía del Descendimiento sacará a las calles de Zaragoza una nueva Cruz In Memoriam, de igual formato que la ya existente; una cruz solemne y muy en la línea del patrimonio de la Cofradía. Realizada en madera de nogal español con un barnizado mate, tiene como detalle una calado al centro donde se incrusta el escudo de la Cofradía en metal acabado cromo. La inscripción de los hermanos fallecidos se realiza mediante un sistema de placas metálicas desmontables que ocupan gran parte de la superficie de la cruz, en dichas placas se graban sus nombres con la fecha de fallecimiento.

Aparte este año, la Cofradía ha realizado un nuevo repostero de difuntos. Tiene una medida de 2,00 x 1,00 está realizado en terciopelo morado oscuro, la tela se enmarca con una pasamanería ancha de 5 cmts. en plata, con el escudo de la Cofradía bordado al centro en plata. El remate final del repostero son cuatro borlones que destacan por su medida y por su elegancia.