jueves, 21 de enero de 2016

La Virgen de los Ángeles en su Tristeza nueva imagen mariana de la Crucifixión

Guión de la Cofradía de la Crucifixión de Zaragoza
La Cofradía de la Crucifixión del Señor y de la Venerable Orden Tercera de San Francisco de Asís incorporará esta próxima Semana Santa a sus cortejos procesionales una nueva imagen mariana, Nuestra Señora de los Ángeles en sus Tristeza, imagen que viene a sustituir en las procesiones al paso del Abrazo de San Francisco.

Desde la actual junta de gobierno se entiende que el paso del abrazo de San Francisco no es una paso adecuado para el tiempo litúrgico de la Semana Santa, y se esta intentando procesionar el paso el 4 de octubre, festividad de san francisco, donde podria lucir con mayor explendor. La elección de la advocación tampoco es casualidad ya que se ha buscado una advocación muy ligada a la familia franciscana, como lo es la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles.

De este modo, la Virgen de los Ángeles procesionará en las 3 procesiones que la Cofradía organiza a lo largo de la Semana Santa y por el momento lo hará sobre la carroza del Abrazo de San Francisco. Igualmente, aun no está determinado en cual de las tres parroquias franciscanas recibirá culto esta nueve talla.

La nueva imagen está siendo tallada por el imaginero hispalense Ángel Luis González Tejera. La imagen tendrá una altura de 1,70 metros aproximadamente, y es de las denominadas de vestir. Siguiendo el espíritu franciscano, cabe recordar que uno de sus votos es la pobreza, la virgen no lucirá unos ropajes y unas alhajas muy ostentosas pero transmitiendo la tristeza por la muerte de su Hijo.

La bendición de esta nueva imagen mariana tendrá lugar el próximo 13 de marzo en su sede canónica, la Iglesia de San Antonio de Padua (PP. Franciscanos).

Biografía

Ángel Luis González Tejera es un escultor e imaginero sevillano de 42 años de edad cuya formación tuvo lugar en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla, donde se especializó en Talla de Madera y Piedra.

Durante su etapa formativa (1994-1999), González Tejera ejerció de discípulo en el taller de su paisano Manuel Ramos Corona, del aprendió bastante en el campo del modelado y la talla en directo, así como de las técnicas de policromía y varios secretos del arte de la imaginería.

Tras este periodo, entró como colaborador en el estudio de otro reconocido artista sevillano, Antonio Dubé de Luque, donde permaneció otros cinco enriquecedores años. Con Dubé de Luque no sólo aprendió más en talla en madera y policromía, sino también en el trato con la clientela y el temple que todo autor debe guardar a la hora de comenzar un encargo.

Entre los trabajos realizados por González Tejera se encuentran una talla de Jesús Nazareno para la Fundación Cruzcampo de Sevilla, unos Evangelistas para la Cofradía de la Vera Cruz de Villamanrique de la Condesa (Sevilla), la restauración de la Virgen de los Dolores que recibe culto en dicho municipio sevillano, la restauración de la Cruz de Guía de la cofradía hispalense de Jesús Despojado, y diversas creaciones para colecciones privadas, como belenes, bustos, estatuillas del Niño Jesús, etcétera.