lunes, 14 de marzo de 2016

El paso del Triunfo de la Vida sobre la Muerte volverá a procesionar en el Santo Entierro

Imagen de la muerte previa a su restauración
La Muy Ilustre, Antiquísima y Real Hermandad de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de Dios de Misericordia continúa con el proceso de recuperación de elementos históricos de su procesión del Santo Entierro, y en esta ocasión se trata de la recuperación de un paso que antiguamente formaba parte del Santo Entierro.

En 2011, se recuperó la Gran cruz con la Sábana Santa portada por un hermano receptor y escoltada por dos faroles, las doce Sibilas y los dos maceros que iban al comienzo de la procesión a ambos lados de la Bandera de la Hermandad de la Sangre de Cristo. Un año más tarde, en 2012, los Estandartes de Religión y Virtudes Teologales (Religión, Fe, Esperanza y Caridad) fueron restaurados e incorporados de nuevo a la procesión del Santo Entierro. Por último en 2013, fueron restauradas la imagen del Cristo de la Cama y también la Virgen Dolorosa tallada por Tomás Llovet.

En el afán de continuar recuperando elementos históricos de su procesión del Santo Entierro, este año volverá a procesión el paso alegórico "Triunfo de la Vida sobre la Muerte" y lo hará justo antes de la carroza del Santo Sepulcro con el Cristo de la Cama. En este caso se trata de un paso alegórico, con el que se trata de transmitir que con la muerte de Cristo en la cruz y su posterior resurrección ha quedado derrotada la muerte terrenal.

El paso está compuesto por la muerte, en forma de esqueleto, sentada al pie de una cruz con una sabanilla. Dicho esqueleto fue encontrado en el interior de uno de los organos de San Cayetano al realizar unas obras de restauración. Según todos los indicios, se tata del esqueleto que formaba parte del "Paso de la Muerte" estrenado en el año 1818 y que siguió procesionando durante el siglo XIX hasta que en 1910 fue reemplazado por el nuevo paso alegórico de Francisco de Borja "El Pecado y la Redención" que desfiló entre 1910 y 1971 y que, tras quedar deteriorado en el desplome del almacén de 1981, se perdió definitivamente.