miércoles, 13 de mayo de 2015

San Gregorio Magno bendijo los campos y cosechas

Grupo de paloteadores frente a la Ermita de San Gregorio de Zaragoza
La tradición y la devoción se dieron cita el pasado 10 de mayo en la romería de San Gregorio, una de las pocas romerías urbanas que quedan en Zaragoza organizada por la Muy Ilustre y Antiquísima Hermandad de San Gregorio Magno.

Una mañana primaveral acompañó a los cientos de personas que se acercaron a pasar la mañana a la ermita de San Gregorio, actualmente situada en terreno militar, y a la que solo puede acceder el público en general este día del año.

Los actos arrancaron con la bendición de términos en la cruz en la que se pide protección para la cosecha, los animales y las personas. A continuación, con el tradicional dance del rabal de la sección de Dance de la Asociación Cultural Royo del Rabal, comenzó el regreso a la ermita.

Tras él se celebró una misa al aire libre, momento en el que los que acuden por tradición comienzan el almuerzo, los devotos lo hacen al acabar el oficio religioso.

Fotos de la Comisión de fiestas Barrio del Arrabal