martes, 22 de marzo de 2016

Un joven condenado por un delito contra la salud pública recibe el tradicional indulto de Semana Santa

El tradicional indulto de Semana Santa tiene como beneficiario a un joven que cometió un delito contra la salud pública y fue condenado a seis años de prisión. El joven, cuyas iniciales son G.A.P.L, había cumplido gran parte de su condena y se encontraba en el régimen de tercer grado.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, apoyaba el indulto asegurando que "la reinserción es el objeto fundamental de la pena y todo el mundo tiene derecho a otra oportunidad”. En este caso, “se trata de una persona que cometió un delito pero que ya se ha rehabilitado y se encuentra trabajando".

Por su parte el Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro de Zaragoza, José Manuel Etayo, ha comentado la concesión del indulto al joven "por su actitud y arrepentimiento".

Tras el encuentro del indultado con la institución religiosa, Etayo manifestaba que el joven "ha expresado su deseo de hacerse hermano cofrade de La Piedad". También asegura que este jueves "sale en la procesión como uno más, y nadie a excepción de unas pocas personas conoce su identidad".

Para llegar al anuncio de indulto existe un camino que debe ser recorrido: Tras conversaciones con el Centro de Inserción Socio-Laboral, la Cofradía de La Piedad propone una terna de posibles indultados al Ministerio de Justicia, que posteriormente realiza su propuesta al Consejo de Ministros que debe aceptarla para que posteriormente el Rey firme Real Decreto que resuelve la condena.

Los informes deben ser aceptados por todas las partes, en ellos la buena conducta del interno, el tipo de delito y la garantía de su buen comportamiento en la sociedad son puntos clave para resolver favorablemente la propuesta de indulto.

fuente: http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=142967