martes, 3 de mayo de 2016

El Descendimiento recupera el guión de la Congregación de los Luises

La Cofradía del Descendimiento de la Cruz y Lágrimas de Nuestra Señora ha recuperado recientemente uno de los estandartes de la Real Congregación de la Anunciación de Nuestra Señora y de San Luis Gonzaga, en cuyo seno se gesto la fundación de la Cofradía y que se hallaba en paradero desconocido hasta la fecha.

Este estandarte ha sido encontrado en la sacristía de la Iglesia de San José Pignatelli, perteneciente a los padres jesuitas, los cuales lo ha cedido amablemente a la Cofradía que ya dispone varios enseres que pertenecieron en su día a la congregación. La cofradía se muestra profundamente agradecida al P. Luis Lasierra, S.J., por su atención y amabilidad que ha tenido en la cesión de este guión.

El guion fue encargado a las RR. MM. Adoratrices el 20 octubre de 1924 por el entonces presidente de la congregación don Enrique Pérez Pardo, hermano fundador de la cofradía y Decano de honor. El importe total del estandarte ascendió a 4500 ptas., que fueron costeadas por donaciones de los congregantes y con una importante donación del hermano don Enrique Pérez Pardo. La bendición del mismo tuvo lugar el 10 de junio de 1925 por el Excmo. Arzobispo de Zaragoza don Rigoberto Doménech y Valls, estrenándose en la procesión del Corpus del 11 de junio de ese mismo año.

El guion está confeccionado en seda y en hilo de oro con pedrería, al estilo renacentista. En el frontal y en su parte superior, se halla el escudo de la casa real, de la época fundacional de la congregación, debajo la escena de la Anunciación ricamente bordada en hilo de seda, terminando con la imagen de San Luis Gonzaga. En la parte posterior se halla el escudo de la casa de los Gonzaga, que utilizaba la congregación como escudo en aquella época, y el nombre de la congregación.